Hoy hemos tenido un día malo

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Sandra Córdoba Lloria

    ayyy cuanta verdad y buenos consejos en esta lección!
    Me guardo este muro de lamentos para esos días malos, yo soy bastante de fustigarme y darle mil vueltas a cómo lo podría haber hecho mejor y pensar que todo el trabajo se ha ido por la borda y tengo que volver a empezar (y no, no es así, para nada!)

    La verdad es que, después de unas «vacaciones» que nos tomamos en navidad del entrenamiento y los «objetivos» y pasamos unos días simplemente «viviendo» sin más pretensiones y sin querer sacarle el máximo provecho a cada momento… Mossen está infinitamente más relajado (y yo también). No sé si será por esos días de «relax» en diciembre, pero la verdad es que este mes de enero su reactividad a la valla y a otros perros y el cómo está en casa ha mejorado muchísimo 🙂

    1. Campus Fer

      Esta gestión de los malos ratos junto a nuestro perro reactivo es muy importante, mucho. Al principio abundan más los malos episodios que los buenos, y parece que todo lo hacemos mal, que no damos con la tecla, que es un imposible, etc…

      Todo suma Sandra, pero lo que más suma es tomarse este problema muy a largo plazo y mientras tanto seguir disfrutando de la convivencia con nuestro perro al máximo. Así, sin ansias, de repente vemos que el trabajo empieza a dar sus frutos y que ha valido la pena. Lo que funciona una vez, va a funcionar para siempre, así que nunca debemos perder la perspectiva.

Deja una respuesta