No te confíes demasiado pronto

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Fátima Figueredo Rodríguez

    Aquí me surgen algunas dudas, ante elegir si se queda solo en casa (APS) y llevármelo a una terraza con la posibilidad de que pueda reaccionar a otro perro que llegue. Que hacemos? Lo que sea mejor para él, claro. Decidimos que es mejor que se venga a que lo pase mal 3h, como gestionamos esto? Lleva una buena época y no reacciona a penas pero Existe la posibilidad de que el perro que llegue le caiga mal. Qué hacemos?

    1. fernandopef

      Yo priorizaría siempre la APS. Si lo va a pasar mal quedándose solo, no debería quedarse. Así que la idea, como además va a ser supervisado y hay posibilidad de irse, sería llevárselo a la terraza. Además en estos casos es donde sí creo que se puede probar, a ver qué tal lo lleva.

      Entonces, llevárselo. Elegís una mesa un poco más apartada, tampoco elijáis una terraza con muchas distracciones, y a trabajar el contra-condicionamiento sentados, en calma.

      Si hubiera que irse, pues os vais. Pero no te vayas a las primeras de cambio. Si él reacciona en algún momento, lo llamas por su nombre en calma y le empiezas a lanzar premios al suelo. Actúas así cada vez que pasa. Pero sería ideal una mesa en donde él no tuviera riesgo de sobrepasar su umbral.

      Y la correa no la sostengas, mejor atada a algo y que quede suelta. Es un buen ejercicio de contra-condicionamiento.

      1. Carolina Yuste Ruiz

        Hola Fer, Rayo y yo aún no hemos llegado a ese punto en el que no reacciona, tiene días mejores y peores, pero aún no podemos acercarnos a otros perros, según el día, ni verlos de lejos, como te dije, el ambiente de ciudad es muy complicado para el contracindicionamiento y no tenemos un perro «neutro» con el que entrenar, es o sacarle por la ciudad e ir gestionando todos esos desencadenantes(perros, a veces personas) que nos encontramos o llevarle al campo y nada, que no haya nada, pero igual al campo solo podemos llevarle los findes. Es complicado. Quizás estoy llendo muy rápido al pasar las lecciones, pero supongo que me saben a poco aquellas que me dicen qué hacer, mientras el qué hacer no me funciona. ¿Soy impaciente? Creo que si. Pero sentía que estaba dejando el curso de lado y que el contracindicionamiento no estaba siendo del todo efectivo. Estoy perdida ahora mismo. 🙁

        1. Campus Fer

          Hooola Carolina. Quizás estés demasiado centrada en lo que quieres conseguir con Rayo (que no reaccione nunca, que pueda acercarse a otros perros, que esté tranquilo…), en ese ideal, y te estés precipitando un poco.

          Precipitando en el sentido de mandarte mensajes como que nada funciona con él.

          Mira. Generar una respuesta positiva en un perro es fácil. Generar una negativa también. Pero darle la vuelta a una negativa para construir una positiva lleva bastante más tiempo. Rayo no podrá hacerse una imagen diferente en su cabeza de sus desencadenantes de un día para otro. Va a necesitar tiempo.

          Olvídate de pensar cuándo llegará ese momento que sueñas con él. Olvídate. Sigue trabajando con todo eso que te funciona, a pesar de los días peores. Confía en el poder de la repetición, porque no hay mayor poder que ese. Pero vais a necesitar un tiempo que no se puede poner a marchar rápida.

          Calma. Asume la situación, que no te coma, y sigue entrenando. Sigue también viviendo con Rayo, que esto no te haga ser más infeliz a su lado. Busca las cosas buenas de la convivencia para que las malas no pesen tanto.

          Yo creo que estás un poco en ese punto de valle, un poco abajo, y hay que superarlo. Sigue el camino, sigue haciendo, no pienses demasiado y sigue.

  2. Diana Alvarado Montalvan

    Totalmente de acuerdo con esta lección, bueno y con la anterior también, y la cogeré de muro de las lamentaciones. Yo tengo muy presente lo que me dijiste de «ante cualquier duda mejor no hacerlo» y lo pongo en práctica también. Si veo un perro grande al que Jagger pueda reaccionar, contracondiciono y sino me aparto (huyo) . John es un poco (bastante) más confiado que yo y contracondiciona pero no se aparta tan lejos como yo. En varias ocasiones (y como ve que Jagger está mejorando con todos los tipos de desencadenantes) si lo ve claro se acerca al perro y sorpresa sorpresa se ponen a jugar! Con perretes grandes (pitbulls en varias ocasiones…) y tan normal… Y yo me quedo con la boca abierta y casi lloro de la emoción, porque no me lo imaginé nunca. Eso sí, lo observo a lo lejos porque decido apartarme para no transmitirle a Jagger mis nervios. Esto ha pasado en los 2 últimos meses en varias ocasiones y con perretes desconocidos para el. Hoy también ha pasado algo estupendo en el bosque. A Jagger le gusta jugar con los palos y focaliza mucho en John con ellos. Entonces el lo suelta y corren, ahí aprovecha para trabajar la llamada también. Pues hoy estaba suelto por el bosque jugando y a cierta distancia (bastante lejos como para no superar su umbral) han aparecido 2 perretes grandes sueltos también. Jagger se quedó mirándolos y John lo llamó con ayuda del palo con el que estaban jugando y se volvió!!! No lo ató, tomaron distancia y John y Jagger se fueron en dirección contraria… Tan tranquilos. John me dijo que prefirió no cogerlo en ese momento para aparentar tranquilidad y más adelante ya lo hizo.
    Porque escribo esto aquí… Pues porque en una excursión a la montaña esta semana pasada, íbamos los 4 y nos topamos con un golden la mar de estable. Los nuestros iban atados y el no, pero no se acercó hasta que el dueño se lo permitió. Yo me aparté con Coco y John decidió acercarse con Jagger. Mala idea porque cruzó su umbral. Ahí es donde nos damos cuenta que para nada está preparado, en ocasiones ha funcionado porque sí, está mejorando, pero no era el momento supongo. Y que no hay que correr. Yo estoy de verdad muy orgullosa de lo mucho que está mejorando Jagger, pero poco a poco.

    1. Campus Fer

      Cuántas cosas Diana, la verdad es que casi buenas todas… Lo que os está pasando es un claro ejemplo de lo que cuento en esta lección. Cuando nuestro perro empieza a dar buenas respuestas, algunas de ellas encadenadas, nos confiamos un poco y damos un salto demasiado grande para él. Además, hay días y días y perros y perros, por eso Jagger es normal que pueda reaccionar en algún momento. Esto no quiere decir nada malo, simplemente forma parte de esto. Cuando uno empieza a entrenar bien con su perro reactivo y éste a hacerlo mejor, tendemos a pensar que el problema ha desaparecido, pero casi nunca es así porque hay que mantener unas pautas a largo plazo. Pero lo dicho, yo creo que en todo lo que cuentas hay cosas muy, muy buenas, así que os felicito por el trabajo.

Deja una respuesta