¡Practiquemos el (contra) condicionamiento!

Esta entrada tiene 17 comentarios

  1. Fátima Figueredo Rodríguez

    Bueno Bueno, me da a mi que este ejercicio es como el busca, poder del permiso, parece sencillo pero va con chicha.
    Ya me veo yo a Mico en modo on operante haciendo cosas, tumbandose, sentándose, haciendo el pum, la croqueta, a jajjajjaja me va a dar la risa verás!

    1. fernandopef

      Sí, es un ejercicio diferente pero el fondo es siempre el mismo: prestar atención a los detalles. Parece que solo se quiere asociar un sonido con un premio, pero esto hay que hacerlo bien. No antes, no después. En el momento justo. La práctica es lo que llevará al éxito. Desencadenante = algo bueno llega.

  2. Irma Guart Riera

    Hola Fer… cuánto tiempo máximo aconsejas estar con este ejercicio por sesión? y al ser un ejercicio más de mecánica para nosotros, podemos usar premios de valor tirando a bajo?… vamos, su pienso mismo? que Cadí empieza a estar tonelete y no consigo acertar las cantidades para compensar…. jajajaja!!!!

    1. fernandopef

      Hola Irma. Estupendo verte entrenar con Cadí, sigue así. A ver, este ejercicio es más para ti que para entrenar una habilidad en Cadí, como bien dices. Así que cuando te notes preparada, pues estarás lista, no hay razón para alargarlo más. Y sí, puedes utilizar premios de bajo valor por lo mismo de antes, es un ejercicio de mecánica y no para crear una nueva REC en sí misma. Dos sesiones quizás sean suficientes. Podrías para luego probar con algunas recetas bajas en calorías, y sigue balanceando su comida normal según entrenes con él cada día. De todos modos, a no ser que se te vaya de las manos, ahora al principio es más importante tratar la reactividad y crear una nueva REC que el peso, así que céntrate más en eso que en el peso.

  3. Carolina y Jordi

    Me acabo de dar cuenta que lo hago fatal!
    Explico, cada vez que veo YO un perro (pongo YO en mayúsculas para notar que quizás Marvel aun no lo ha visto) le tiro premios por el suelo. Debería entonces, como indicas en el video que primero lo vea, y luego premios, verdad? Porque según lo que nos enseñas en el video, ella no relaciona el perro con los premios al avanzarme.
    Tengo otra duda tambien, que viene de un video de Fátima. Creo que le indicas que no le de los premios desde su mano sino que vengan del suelo. Cual es la razón detrás? Yo intento siempre tirarlos al suelo, pero hay veces que se lo doy directamente de mi mano, esto no ayuda al contracondicinamiento?
    Gracias!
    Carol

    1. fernandopef

      Genial que te hayas dado cuenta porque este timing es muy importante. Sí, para situaciones reales con desencadenantes (esto lo vemos en la primera lección del siguiente módulo), yo prefiero que el perro vea antes el desencadenante y ahí no dar el premio justo en el momento, sino esperar unos segundos a que él lo perciba bien, incluso a que tome una decisión buena y luego sí hacer llegar el premio. Así que claro, para que exista la asociación, primero tiene que aparecer el tono de llamada (lo que luego será el desencadenante), y luego llegar los premios. Si tú lanzas premios cuando aparece el desencadenante y Marvel se pone a comerlos pero sin haber visto al desencadenante, la asociación no se produce. La razón para que el premio llegue mejor al suelo que darlo en la boca es porque, para perros muy acostumbrados a entrenar, recibir un premio de nuestra mano es como demasiado operante, lo relacionan con el entreno. Y nosotros no queremos eso, queremos relacionar el premio con el desencadenante y no con un comportamiento en concreto. De todos modos, en situaciones reales, esto hay que adaptarlo a la situación y al momento, por eso dar premio en boca si fuera necesario tampoco está mal. Mejor al suelo para evitar el condicionamiento operante y también para fomentar ese lenguaje de calma que es olfatear y que al mismo tiempo calmará a Marvel por hacerlo; matarás dos pájaros de un tiro. Pero como dije antes, hay que tener la mente abierta para actuar como la situación lo requiera. Yo pongo las herramientas y luego cada uno las va moldeando a su gusto.

    2. Carolina y Jordi

      Gracias Fer. Yo intento tirarlos al suelo siempre que puedo, pero a veces si el otro perrete está muy cerca y quiero cambiar de sentido, y que Marvel esté más cerca de mi (y evitar que el otro perrete vaya hacia el premio y ya se junte protección de recursos) se lo doy en la boca directamente. Gracias por la explicación, y por todas las herramientas. Hoy nos hemos encontrado bastantes perros en el paseo de la mañana, y 0 reacciones 🙂

  4. Aurora Redondo García

    Estupendo!! A trabajar con esto entonces. Me quedé un poquillo en bloqueo en la lección de cocinar y en practicar el «busca» xD pero nada, estoy probando premios riquísimos rollo pechuga de pollo, requesón y otras delicias que madre mía tienen ahora premios más ricos los perros que mi comida casi.
    Con Golfo no voy a tener problema en que haga comportamientos, a veces es desesperante, pero para esto está muy bien.
    Vamos allá!!

    1. fernandopef

      ¡Vamos! No necesitamos un premio que guste, necesitamos un premio que ADOREN. El premio DIOS, por calificarlo de alguna manera. Manos a la cocina y a seguir.

  5. Sandra Córdoba Lloria

    Hola Fer !
    Efectivamente, el timing cuando nos encontrábamos con un perro por la calle lo estaba llevando fataaaal. Entrenando en casa «comandos» y demás , en plan operante sí lo llevaba bien, pero con el condicionamento clásico cuando nos cruzábamos un perro pinchábamos… aún no estamos preparados.
    Mossen es muy aplicado si hay comida de por medio… se pone como Sherpa, pero más emocionado jajaja . Llevamos una semana con el ejercicio de premiar si está relajado y le costó entender que «no tenía que hacer nada» para recibir el premio.

    Justo hoy me ha llegado el molde para probar a cocinar premios suculentos… a ver qué tal se nos da !

    1. Campus Fer

      ¡A cocinar! Veo que te estás implicando en todos los detalles Sandra, eso es estupendo. El timing del contracondicionamiento es muy importante, sí, realmente puede marcar la diferencia. Por eso lo primero es entender la situación digamos en vacío, para que luego no nos sintamos abrumados en la vida real; como todo, necesita un poco de práctica, por eso también es importante planificar sesiones en las que tengamos todo bajo control para poder atender solo a eso. Cuando estéis preparados, lo notarás.

  6. GEMA RODRIGUEZ REYERO

    Muy bien, a mi me ha llegado hoy el molde de bolitas pequeñas para hornear y esta noche preparo dos recetas(pequeña cantidad) a ver si acertamos con el premio TOP!.

    Tengo una duda, para practicar lo que indicas en esta lección del contradicionamiento, no se si me estoy adelantando a futuras lecciones del curso.

    Yo he entendido:
    SONIDO NEUTRO y luego PREMIO AL SUELO (importante que el premio no lo vea en mi mano….pero lo olerá, e irá detrás de mi a ver que llevo), conclusión: va a estar pendiente de mi.

    Cuando lo hagamos en una situación REAL con desencadenante, pongo un ejemplo:

    Rona ve el perro o lo que sea con lo que reacciona….(tengo que explicar que las reacciones de Rona pueden ser varias (morder la correa, ladrar, tirar …), entonces una vez que ve el desencadenante y muerde la correa por ejemplo….le tiro el premio ESTRELLA al suelo? y si no hace caso del premio es que no es SUFICIENTEMENTE VALIOSO PARA ELLA?

    Y otra duda, toda esta sucesion de VER DESENCADENANTE-LADRIDO-PREMIO, lo debo hacer a distancia del desencadenante no?, aunque a veces nos lo encontremos de golpe.

    Rona como todos los perros huele a distancia y cuando se pone tensa con algo que no le gusta NADA, ya muerde la correa o ladra y todavia no lo ha visto…pero lo ha olido…..tengo que esperar a que aparezca en nuestra visión, o puedo lanzar premio al suelo.

    1. Campus Fer

      Hola Gema.

      Vamos con tus dudas:

      – Lo mejor es que tengas los premios muy accesibles, pero no en tu mano antes de lanzarlos. Para eso lo ideal sería utilizar una riñonera. Rona claro que sabrá que hay premios por ahí, pero no pasa nada. Tienes que ser lo suficientemente rápida para hacer llegar el premio cuando suene el sonido, siempre antes de que ella esté haciendo algún comportamiento aprendido por el que sabe va a obtener un premio. Habrá repeticiones mejores y otras peores, pero tú no te preocupes. Que esté pendiente de ti está bien, no pasa nada por eso.

      – En una situación real con desencadenantes, el sonido del teléfono de esta lección, sería el otro perro o desencadenante en cuestión. Entonces, en una situación real y suponiendo que estás a bastante distancia del desencadenante (así será más probable que Rona no muerda la correa…), tan pronto aparece el perro y Rona lo ve, antes de darle tiempo a nada más, llega el premio al suelo. Si Rona no coge premios, lo más probable es que estés demasiado cerca del desencadenante y que ahí el contracondicionamiento no sirva de nada, tendrías que alejarte más y luego repetir el ejercicio. También es probable que tengas que subir el valor del premio, pero antes empieza por la distancia, eso es lo más importante.

      – Exactamente, siempre a distancia del desencadenante, donde Rona pueda verlo, mostrar atención por él pero no sobrepasar su umbral y ponerse a ladrar. Y cuidado, la secuencia es VER DESENCADENANTE > PREMIO AL SUELO. O en su defecto, que también sirve, DESENCADENANTE > TOMO UN POCO DE DISTANCIA > PREMIO AL SUELO. Si te lo encuentras de golpe, no hay nada que hacer, solo irte cuanto antes.

      – Esto del contracondicionamiento con estímulos auditivos y olorosos también puedes practicarlo, no hace falta que esperes a ver al desencadenante.

  7. GEMA RODRIGUEZ REYERO

    Muchas gracias por el detalle en la explicación. Vamos despacio, estamos haciendo mucho los ejercicios de autocalma, los primeros, todavia no hemos acabado el curso de «desacelerando», vamos compaginando con el de reactividad.
    Por cierto, ya la he pillado dos o tres veces a Rona que se va a su zona de descanso (la cama que no utiliza para dormir) y se queda ratos largos, incluso a veces se duerme. Sera que esta entendiendo que ahi esta tranquila.

    Es muy interesante leer los comentarios del resto de alumnos, gracias.

    1. Campus Fer

      Estupendo Gema. Sí, yo también creo que ir leyendo los comentarios de otros alumnos genera un feedback muy bueno del que aprender. Yo soy muy fanático de las camas, de esas zonas calientes que los perros eligen para pasarse horas tranquilos en casa. Que un perro esté tranquilo, cómodo y se sienta seguro en casa es muy importante para todo, pero sobre todo para la reactividad, así que me alegra mucho leer todo eso Gema.

  8. Diana Alvarado Montalvan

    Vale… Con la sesión que hicimos, este ejercicio de refuerzo y los entrenos que llevamos con Jagger (que son cada vez que salimos a pasear) me he dado cuenta que el timing y la mecánica que estábamos realizando no era la correcta, hasta hace unas semanas. Previamente a la sesión lo que estábamos haciendo era sobornarlo. Antes de que llegara el desencadenante activabamos modo operante, premio en mano y morro de Jagger focalizado en nosotros y así podíamos pasar por al lado de cualquier perrete. Ahora dejamos que conecte con el desencadenante, sea cual sea, llega el clicker y después el premio como nos dijiste. Y hemos notado un cambio brutal. Ahora, depende del desencadenante, ha aprendido a mirarnos primero y después premio. Estamos muy muy contentos.
    Con esto quiero decir que la mecánica para nosotros ha marcado la diferencia.

    1. Campus Fer

      Diana, gracias por este comentario y por contarnos tu experiencia porque me parece muy importante. Ante un ejercicio tan simple como puede parecer el de contracondicionar a un perro, si las mecánicas y sobre todo el timing no es bueno, no servirá de nada. Es también muy habitual el utilizar los premios de comida para distraer al perro en vez de usar de verdad su efecto de proporcionar placer al perro en presencia de esas cosas que no le gustan. Lógicamente para poder hacerlo bien hay que estar a una buena distancia del desencadenante y también en zona verde para el perro; juntando todos esos factores, éxito seguro. Otro dato importante que comentas es el de meter a Jagger en modo operante, bien haciendo un guiado de comida, pidiéndole que se siente o cosas similares… Así el poder del contracondicionamiento también disminuye. Esto no es banal porque mucha gente le pide al perro que se siente cuando se «está portando mal» y ahí la buena asociación que se podía haber creado mediante condicionamiento clásico, no se produce. Por no hablar de que un perro fuera de su zona verde, es incapaz de sentarse, pero esto es otra historia… Me dejas muy contento si ya empiezas a ver cambio en Jagger, eso significa que lo estáis haciendo bien. Si todas esas mecánicas se juntan y se hacen como deben, el avance se nota rápido. En fin, gracias por alegrarme el día Diana. A seguir.

Deja una respuesta