Prueba del módulo 4

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Elisa

    Hola Fernando, me está gustando mucho el curso, pero.. tengo un problema a mi perra no hay ningún premio que la vuelva loca, es una perra con bajo interés por la comida, ni a la suya ni a la nuestra jejejejeje.

    1. fernandopef

      Hola Elisa, qué bien que te esté gustando el curso y que te estés aplicando con él para sacarle partido. Ya sabes, la constancia y no tirar la toalla es una de las claves en esto de la reactividad. En cuanto al tema de los premios, tienes que experimentar mucho. Fíjate que hay un montón de sabores por los que tirar, así que sigue experimentando. Otra cosa que podrías hacer, sobre todo para sesiones de contracondicionamiento o cuando vayas a entrenar de verdad, es que ella vaya con hambre, sin haber comida unas horas antes. Esto puede generar más interés por la comida. Y otra idea es trabajar con la transferencia de valor, que es algo que explico en mi otro programa SOYPERRO: si tu perra tiene un juguete o una actividad que le guste mucho, puedes aprovecharla para transferir valor a la comida. Te pongo un ejemplo: imagina que a tu perra le encanta una pelota en concreto. Bien, pues podrías poner la pelota en el suelo, sin que ella pueda cogerla, y te separas bastantes metros; los que necesites hasta que ella consiga coger un premio de tu mano, aunque sea con pocas ganas. Justo cuando lo haga te vas corriendo con ella hacia la pelota y bien le dejas que la coja o se la lanzas. Así la comida se convertirá en un disparador de que la pelota va a aparecer. Creo que entiendes el juego. Tendrías que adaptarlo a tu caso particular. Dale una vuelta, ya verás como encuentras la solución.

Deja una respuesta