Sin consistencia ni coherencia no hay paraíso

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Carolina y Jordi

    Hola fer,
    Tenemos una duda. Nosotros al vivir en Barcelona ciudad, cada vez que salimos siempre nos encontramos con detonantes. Es imposible hacer un paseo en el cual no nos encontremos ningún perro (y eso que hemos cambiado horarios, pero siempre hay alguno).
    En nuestro caso, cada vez que salimos a la calle hacemos contracondicinamiento. Y el día que hemos probado hacerlo sin premios, Marvel hace un paseo de peor calidad, ya que algún perro siempre aparece. En el video dices que hay que trabajar alternando los días el contracondicinamiento, pero es que nosotros lo trabajamos a diario y en la mayoría de paseos los que son por ciudad (intentamos ir a la montaña/río y ahí lo trabajamos menos porque lo gestiona mejor).
    ¿Es contraproducente trabajarlo a diario en todos los paseos? ¿Puede ser que el paseo entonces no le ayude y esté más estresada por todo lo que se ha contenido?

    1. fernandopef

      Hola chicos. Vamos allá. Bien: en el caso de vivir en ciudad y que el perro tenga que salir sí o sí, como es lógico, lo ideal sería jugar mucho con los horarios. Es imposible no encontrarse con perros, lo sé, pero mejor encontrarse solo a dos y con las calles medio vacías y que uno cada 20 metros y encima con un montón de distracciones. Entonces, claro que hay que salir siempre con premios, estos no se podrán ir eliminando hasta que la mejoría sea muy, muy evidente. Nunca podemos confiarnos demasiado pronto. Llegados aquí, no es contraproducente trabajar el contra-condicionamiento todos los días, y más si lo hacemos alternando ese trabajo con un paseo de calidad en donde el perro puede hacer más cosas. Es decir, trabajamos el contracondicionamiento cuando más necesario es, durante un tiempo, y luego el perro tiene la oportunidad de estar en un sitio más amplio, relajarse y por ejemplo olfatear. Lo que yo no aconsejo es cerrarse mucho a trabajar contra-condicionamiento en sesiones muy preparadas, haciendo solo eso porque esos minutos tan intensos sí que son cansados para el perro, sobre todo a nivel mental, y eso puede tener el efecto contrario: un perro aburrido, cansado y poco comprometido. No queremos eso. Hay que encontrar un equilibrio, y en el paseo real por ciudad se puede conseguir así. Intentar buscar esa variedad en los paseos, alternar con las salidas a la montaña donde nos olvidamos de hacer y solo disfrutamos, etc…

  2. Diana Alvarado Montalvan

    Hola Fer!
    Nosotros tratamos de alternar los entrenos, que son a diario en los paseos, con las salidas a la montaña, en los que trabajamos la llamada. En eso también estamos progresando poco a poco, sin distracciones Jagger acude sin pensárselo;con distracciones de momento sólo ha acudido una vez… Seguimos trabajando en ello. Otra cosa de la que me estoy dando cuenta y no sé si es bueno en sus sesiones de entreno o nos estamos equivocando. Jagger ahora durante los paseos si ve a alguna persona, con alguna quiero decir todas las personas que se le atraviesen en su campo de visión, vuelve a mirarme a mi. Y si no le doy un premio vuelve a mirar a la persona en cuestión y me vuelve a mirar a mi, así hasta que le doy un premio. Creo que se está anticipando, no se si es porque de alguna manera le hemos «mal» enseñado que cualquier persona, perro, patinete que vea por la calle tiene que hacer eso. He de decir que cuando está distraído olfateando no lo hace. Y no se si lo hace con todo el mundo porque realmente le molesta toda la gente o porque nos hemos pasado.
    SOS…

    1. Campus Fer

      ¡Hola Diana! Vamos allá directamente con tu duda, muy interesante, por otro lado:

      – Lo primero, que Jagger haga eso no es nada malo, todo lo contrario. Es una buena decisión propia, de interesarse antes por vosotros que por la distracción, así que eso está muy bien.

      – Lo segundo. Hay que avanzar, él mismo os está diciendo que está preparado para avanzar. ¿Qué significa esto? Pues que si a bastante distancia de la persona, él desconecta fácil, no es necesario darle premio ya. Le dejamos que haga otros comportamientos de calma, como olfatear o moverse a donde quiera; es suficiente. Si no logra desconectar después de 5 segundos o se pone un poco intenso, en vez de dar premio lo mejor es tomar distancia de la persona y dejar que él mismo vuelva a hacer un comportamiento de perro ignorando a la persona.

      – Para seguir avanzando, pues situarse más cerca de las personas. Si lo hacéis, aquí sí que podéis volver un poco atrás, a premiar cuando él os mire. O a tomar primero distancia cuando os mire, y luego premiar.

      En resumen, todo lo que os está pasando es muy bueno porque significa que Jagger empieza a cambiar por sí solo sus respuestas a los desencadenantes, así que es el momento de confiar más en él, intervenir menos y dejarle tomar más decisiones.

      ¡A seguir avanzando así!

Deja una respuesta